dijous, 7 de maig de 2015

El ajedrez no debe ser obligatorio: Reflexiones después de la conferencia de Leontxo García (Oliva, 7 mayo 2015)


Salgo de la conferencia con sensaciones encontradas, por supuesto que el ajedrez me parece útil y educativo, por supuesto que tiene grandes virtudes para el desarrollo de los chavales, sin embargo...
Mejora la inteligencia, desarrolla el espíritu crítico, aumenta la concentración, previene la demencia senil, sin embargo...

Pienso que el ajedrez no debe ser obligatorio y ahora explico por qué lo veo así.
Lo académico no es el objetivo, el gran objetivo del ajedrez. Nuestro juego no debe convertirse en un mero instrumento para el desarrollo y mejora de las otras asignaturas. Esto me parece que tergiversa la esencia del ajedrez. No es un mera herramienta, no debe utilizarse como complemento de las otras materias. Todo sometido al sacrosanto objetivo de lograr un mejor rendimiento académico. No, el ajedrez es un fin en si mismo. Aunque sea una materia transversal, como la historia o la filosofía, su valor como asignatura es igual de importante que las matemáticas o el lenguaje. Pero además, tampoco estoy a favor de que se convierta en una asignatura obligatoria.

Hace falta que los docentes y el sistema educativo, hagan una auto critica. Si tal como está concebido el currículum, con sus asignaturas obligatorias y sus exámenes no funciona. Si el nivel de fracaso escolar sigue constante en el tiempo. No busquen, por favor, un remedio milagroso en el ajedrez. Asuman los graves defectos del sistema educativo que tenemos. Su falta de respeto a la individualidad, su obsesión por el rendimiento y los exámenes, su desprecio a la libertad del niño... Reconozcan todo aquello que es excluido de la escuela: Los aspectos creativos del ser humano, el sano espíritu critico, la conexión con la realidad social.

Sólo si el ajedrez es libre, y sólo si tiene valor en si mismo, puede cumplir su función educativa. Dijo educativa, no académica o meramente instrumental. Sólo cumpliendo estos dos requisitos, podemos empezar a imaginar un ajedrez educativo.
Saquen sus manos del ajedrez, por favor, que el ajedrez no sea obligatorio.
Si el ajedrez escolar es un refuerzo del currículum académico, deja de ser valioso. Si el ajedrez se convierte en una asignatura obligatoria y con exámenes pierde su valor educativo. Este es mi punto de vista.

Por eso el ajedrez no debe ser obligatorio.
No es tan fácil utilizar el ajedrez como herramienta pedagógica.  Nuestro juego/deporte no es una panacea, y además tiene también sus peligros.
- El peligro de la actividad competitiva, del que no sabe encajar las derrotas. Del jugador que se juega su ego en cada partida.
- El peligro de la actividad obsesiva que tapa los defectos y la inmadurez personal. Que lleva a vivir el juego de forma enfermiza.
Por todo ello es necesario un profesor con buena formación humana y con actitudes realmente pedagógicas y respetuosas con el alumno.
Pero para empezar, el ajedrez no debe ser obligatorio.

Hay otras herramientas, no todo el mundo puede sacar provecho del ajedrez. Hay que respetar la individualidad, no obligar. Están la música, el dibujo, el baile. Hay mil cosas. Lo importante es la actitud, el proceso educativo. No hay que obsesionarse con imponer a todos el mismo traje y a la misma velocidad.
Aunque sea tirar piedras sobre mi propio tejado, soy monitor de ajedrez, esto es lo que pienso.

Salud y Libertad ;-)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

PAELLA CELEBRACIÓ DELS DARRERS ÈXITS DEL CLUB I ELS SEUS JUGADORS

Dissabte dia 10 de setembre vam fer una de les nostres tradicionals paelles de celebració. Aquesta vegada hi havia moltes coses a celebrar: ...